Tirador de Dayton, Ohio tenía «lista de objetivos» en la preparatoria

  • “Le encantaba mirarte y pretender disparar con pistolas, hacía pistolas con las manos”, declaró compañera de clase de Spencer Brickler.

Como estudiante de secundaria, el hombre armado en la masacre de Dayton, Ohio, tenía una “lista de objetivos” de compañeros de clase que quería matar o herir, según cuatro exalumnos que dijeron que funcionarios escolares les dijeron que estaban en la lista, publicó CNN. 

Spencer Brickler dijo que un consejero de Bellbrook High School le dijo que él y su hermana estaban en la lista negra de Connor Betts. Brickler dijo que viajaba en un autobús escolar cuando vio a Betts ser escoltado por agentes que estaban investigando las amenazas.

“Era un poco oscuro y depresivo en la escuela secundaria”, dijo Brickler, quien recordó el incidente que ocurrió hace unos nueve años cuando era un estudiante de primer año. Dijo que no tenía idea de lo que llevó a Betts, entonces estudiante de segundo año, a ponerlo a él o su hermana en la lista.

La información ha adquirido un nuevo significado ahora que Betts ha sido identificado como el atacante que mató a nueve personas la madrugada del domingo en un popular distrito de vida nocturna en el centro de Dayton, dijeron las autoridades. Los agentes de policía que patrullaban cerca respondieron de inmediato y mataron a Betts menos de un minuto después de que abriera fuego, dijeron las autoridades.

En respuesta a las preguntas de CNN sobre la lista de resultados, el superintendente de las Escuelas de Bellbrook-Sugarcreek Douglas A. Cozad dijo: “En este punto, puedo confirmar que Connor Betts era un estudiante de las Escuelas Locales de Bellbrook-Sugarcreek durante toda su carrera escolar y se graduó de Bellbrook Escuela secundaria en 2013”.

“Dado que no ha sido estudiante aquí por más de seis años, todavía estamos recopilando información adicional y la divulgaremos tan pronto como podamos”, dijo Cozad.

Otro excompañero de clase, que pidió no ser identificado por preocupación por su privacidad, también recordó haber sido convocado a la oficina del rector de la escuela y que le dijeran que era “el número uno” en la lista de estudiantes que Betts quería matar.

Dijo que la lista estaba dividida en dos columnas: una “lista negra” para chicos y una “lista de violaciones” para las chicas.

Una tercera persona, que también pidió no ser nombrada por razones de privacidad, le dijo a CNN que Betts envió mensajes sobre la lista a uno de sus compañeros de clase, quien le dijo a su madre, que luego notificó a la policía, que vino a la escuela y entrevistó a personas en la lista individualmente en la oficina de la escuela.

“Personalmente, me asustó”, dijo la compañera de clase a quien le dijeron que estaba en la lista. “Comencé a tener ataques de pánico en el edificio de la escuela”.

Una cuarta persona, que también pidió no ser nombrada por razones de privacidad, dijo: “Todo lo que sé es que había una lista de acciones violentas y una lista de nombres, incluido el mío”.

Ella dijo que algunos de los nombres eran alumnas que, como ella, lo rechazaron. Ella dijo que Betts a menudo simulaba disparar a otros estudiantes y amenazó con suicidarse y matar a otros en varias ocasiones.

Otro excompañero de clase, que no estaba en la lista, dijo que conoció a Betts a través de un “amigo de un amigo”. Dijo que cada vez que pasaban un rato, Betts hablaba de violencia y usaba un lenguaje áspero sobre las mujeres, como llamarlas “zorras”.

Los antiguos compañeros de clase de Betts le dijeron a CNN que recordaron que Betts fue removido de la escuela durante al menos un año, pero que más tarde regresó a Bellbrook High.

Deja un comentario