Será la propia comunidad quien maneje la nueva tienda comunitaria DICONSA

  • Será la propia comunidad quien maneje la nueva tienda comunitaria DICONSA.

Segalmex-Diconsa Baja California, a través de su titular la Lic. Marina Calderón Guillén, informa a la comunidad, que de acuerdo a la política de combate al hambre y la pobreza, se impulsa de manera fuerte el programa de la nueva tienda comunitaria, en donde son los propios vecinos, los encargados de manejarla, siendo elegidos por comités de acuerdo a las asambleas informativas que se vienen realizando en las comunidades rurales y urbanas, apegados al mandato del Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, de primero los indígenas y los pobres.

En ese sentido, la Lic. Marina Calderón titular de Unidad Operativa  de Baja California, ha realizado intensas giras de trabajo por las áreas marginadas y la extensa zona rural en los cinco municipios, para responder principalmente a la encomienda para que tengan un acceso efectivo a la canasta básica que ofrece la dependencia en sus tres vertientes, como lo es Liconsa, con leche vitaminada para el abasto social, Diconsa con productos varios para el abasto rural y Precios de Garantía que es la adquisición de siembras a pequeños campesinos a quienes se les compra y se comercializa al público sin lucro alguno, con lo que se apoya tanto al productor, como al consumidor final.

Cabe destacar que, se está rescatando un Programa de Abasto Rural, el cual en administraciones pasadas se politizó y pervirtió, dejando muy atrás la esencia para la cual fue creado, es por ello que ahora se impulsa de manera fuerte y decidida, para que los más de 150 productos de Diconsa, así como la leche fortificada de Liconsa, llegue a quien verdaderamente lo necesita, sin distingos de ninguna clase y a precios muy accesibles, ya que son artículos subsidiados por el gobierno federal.

A la vez, la oficina a cargo de la Lic. Marina Calderón y su personal se encarga de dotar a las nuevas tiendas comunitarias y también supervisar en conjunto con los beneficiarios el respeto a los precios marcados por el gobierno, que son mucho más económicos que los costos que maneja el comercio privado.

Con ello se garantiza el acceso a la canasta básica de los productos de la Seguridad Alimentaria Mexicana al pueblo que lo necesita, atacando así de forma directa a la pobreza, la desnutrición y el hambre.

Deja un comentario