Rosario Robles envió una carta a la Suprema Corte antes de audiencia

  • La extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles expuso que no cometió desvío de recursos durante su gestión al frente de las dos dependencias

Robles Berlanga manifestó que acudirá a la audiencia inicial de la causa penal 314/2019 que le sigue la Fiscalía General de la República por el caso llamado “Estafa Maestra”;sin embargo, en una carta enviada al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, la exfuncionaria solicitó imparcialidad del Poder Judicial.

En su carta, Robles Berlanga expuso que no cometió desvío de recursos durante su gestión al frente de las dos dependencias. Indicó que todos los convenios con universidades se realizaron en el marco de la Ley de Adquisidores. Argumentó que la investigación de la «Estafa Maestra» tomó datos de la Auditoría Superior de la Federación en el tiempo que no había concluido el lapso para solventar las observaciones. Por ello, Rosario Robles se dijo víctima de persecución política y mediática, y manifestó que se han cometido filtraciones sobre ese procedimiento.

“En este caso han habido filtraciones indebidas y violaciones a mis derechos; le pido con todo respeto que en el proceso al que seré sometida se consideren todos estos hechos para que no influyan en el ánimo juzgador. Confío en la palabra del Presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) cuando dice que no hay de su parte consigna alguna en mi contra o de alguna otra persona. Soy mujer de instituciones y tengo la plena confianza en las autoridades judiciales de mi país. No tengo nada que esconder por lo que me presentaré el jueves 8 como ordena la autoridad. Sólo pido justicia. Ni más ni menos”, dijo.

La también exjefa de Gobierno del Distrito Federal (ahora Ciudad de México) expresó en su carta al Ministro Arturo Zaldívar que la Secretaría de la Función Pública, durante el anterior gobierno federal, hizo una investigación en la que no encontró conductas irregulares en la evolución de su patrimonio, por lo que la entonces Procuraduría General de la República no inició ninguna carpeta de investigación en su contra.

“Lo que sí puedo acreditar, y nadie ha podido demostrar lo contrario, es que tengo la misma casa en propiedad desde 1995, una cuenta personal que acredita cómo he obtenido mis ingresos y que no poseo propiedades o activos que haya adquirido durante estos últimos cinco años”, comentó.

Rosario Robles consideró que “todo este linchamiento mediático ha influido a mi parecer en los órganos encargados de procuración de justicia y ha puesto en riesgo mi integridad personal, mi derecho a la honra y el debido proceso. No sólo eso. Ha expuesto a lo más importante para mí que es mi hija, la que ha tenido que vivir toda clase de insultos y vejaciones, colocándola además en una situación de peligro frente a la delincuencia que se dedica al secuestro”, comentó.

Deja un comentario