Proponen aumentar impuestos a cerveza, cigarros y refrescos para reforzar el servicio de salud en México

  • El partido político (MORENA) pretende que los impuestos de substancias nocivas para el consumo humano sean direccionados al sistema sanitario.

Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se pronunció en contra del tabaquismo y sus consecuencias en la salud humana y propuso subir los impuestos a los productos nocivos para la salud.

A través de una publicación en su cuenta oficial de Twitter, el historiador señaló las deficiencias del sistema de salud ante una adicción que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), inicia alrededor de los 15 años de edad y repercute en detrimento de la salud de quien fuma, mismas que se acentuaron con la llegada del nuevo coronavirus a México.

La crisis sanitaria ha hecho evidentes las carencias del sector salud. Hoy más que nunca debemos impulsar medidas para fortalecerlo, publicó en la red social donde adjuntó un boletín de prensa en el que hace referencia a este problema 24 horas después del Día Mundial Sin Tabaco.

«La emergencia ocasionada por la pandemia del virus COVID-19 ha puesto en evidencia las carencias del sector salud y los retos que existen para proveer y garantizar la prestación gratuita de servicios, medicamentos y demás insumos.

“De acuerdo con lo señalado por autoridades del sector salud, la pandemia tiene mayor incidencia en personas con enfermedades crónicas no transmitibles, tales como afecciones pulmonares, cáncer, obesidad y otras en las que el tabaco incide de manera directa”, inicia la carta firmada por el dirigente del partido que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia.

En el documento señala que alrededor de 1.3 millones de menores de edad son consumidores frecuentes de cigarros. Es decir, cerca del 18% de la población entre 15 y 18 años fuma. Aunado esto, el sector salud reporta un gasto se 75,568 millones de pesos en costos de atención de enfermedades cardíacas, pulmonares obstructivas, tabaquismo pasivo, cáncer de pulmón, otros tipos de cánceres y accidentes cerebrovasculares.

“Ante este panorama, México necesita contar con un sistema de salud capaz de atender a la población en todo momento, por lo que debemos emprender acciones para fortalecerlo y así lograr una mayor inversión en el sector para poder responder de manera inmediata a las necesidades extraordinarias de abastecimiento equipamiento médico, la contratación de más profesionales de la salud o la compra de medicamentos”, continúa la carta.

De acuerdo con la visión del partido político, es necesario hacer una revisión integral al marco jurídico que regula el consumo de tabaco. Por ejemplo, está la propuesta de las diputadas Laura Imelda Pérez Segura y Carmen quienes sugirieron canalizar impuestos recabados de productos de consumo nocivos para la salud (bebidas alcohólicas, alimentos altos en grasa, sal, azúcar y cigarros) a el sector salud.

De este modo, estiman hacer un ingreso extra al sistema de salud por 72,000 millones de pesos anuales, que sumados a lo asignado en la Ley de Ingresos de la Federación 2020 quedarían un presupuesto de 206,500 millones de pesos.

Es de carácter esencial entender que el gasto en el sector salud es prioritario para el país, pues desde que llegó el SARS-CoV-2 a México se tienen registrados 93,435 casos confirmados y 10,167 decesos relacionados a esta enfermedad.

En cuanto al número de casos sospechosos acumulados, la cifra asciende a 38,497 y las pruebas que han arrojado resultados negativos suman 151,267. El total de las personas estudiadas con sospecha de coronavirus en el país es de 282,089.

También, los servicios de salud se enfrentarán a un problema a futuro derivado de las complicaciones económicas que la pandemia trae consigo, pues estas dependencias funcionan con parte de los impuestos que pagan los empresarios y trabajadores, mismos que se han visto en apuros por la parálisis económica para combatir al COVID-19.

Deja un comentario