En el área de deportes de Wal Mart, joven lleva dos semanas haciendo gimnasio

Raúl Cauich, es un joven de 21 años, que con tal de bajar de peso hizo ejercicio. Sin embargo, durante los primeros 9 meses del año “no pudo asistir al gimnasio” porque estuvo muy ocupado en redes sociales e investigando los mejores restaurantes de Mérida. Pero eso se acabó y decidió cumplir sus metas antes de que finalice el año.

El conflicto fue que con el objetivo de ahorrar dinero, tomó la decisión de utilizar los aparatos que están en exhibición en Walmart, en el departamento de deportes. Lleva asistiendo ahí durante casi 15 días, y lo hará hasta que uno de los empleados lo corra y le prohíba la entrada a esa sucursal.

Raúl comentó que siempre había visto los aparatos ahí abandonados y que él solo los utilizo. “Al principio me veían un poco raro, pero me imagino que pensaban que iba a comprar un aparato y lo estaba probando, pero no, yo solo estaba haciendo mi rutina. Al cabo de 5 días de ir diario, ya hasta Mary, la señora de limpieza me saludaba”, menciono el muchacho.

Agrego que de prohibirle el acceso, estaría pensando en demandar a Walmart porque se le hace injusto. “A veces hasta compro un Gatorade al salir”, añadió.

Por ahora las grandes corporaciones de supermercados están preocupados porque esto se vuelva una práctica común, sin embargo algunos lo ven como una oportunidad de negocio, en donde cobrarían una mensualidad.

Deja un comentario