EL tiburón, una maravillosa especie incomprendida

“Tiburón” es la única palabra que necesitan gritar en la playa para lograr que todos salgan del agua y te den un poco de espacio. Películas como Jaws, The Shallows y hasta Sharknado se han encargado de darle una mala reputación a los tiburones y convertirlos en villanos asesinos que no descansan hasta destrozar a los humanos que se atreven a meterse en su territorio, pero, en la vida real ese no es el caso.

Un tiburón te puede arrancar un brazo de una mordida (ha habido muchos ataques de tiburón en la historia), pero, aunque no lo creas, estos no son animales agresivos que atacan solo por ser violentos o vengativos, en la mayoría de los casos, si no lo provocas no van a causarte ningún daño, y un grupo de buzos lo acaba de comprobar.

Algunas personas (locas) ponen a prueba sus nervios metiéndose a nadar entre tiburones, generalmente ellos se encuentran versiones relativamente pequeñas que no suelen atacar personas, pero, de vez en cuando, se topan con una situación que los deja al borde de un ataque de pánico.

El mar es enorme y realmente no sabemos que es lo que se encuentra debajo del agua y que tan grandes son los “monstruos” que viven debajo de la superficie. 

Los buzos se encontraban explorando las aguas de Hawái cuando se toparon con el tiburón blanco más grande que jamás se haya visto