El Gobierno de Baja California no privatizará el agua, eso es una completa mentira: Amador Rodríguez Lozano

  • El Secretario General de Gobierno dijo que el objetivo de la creación de la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua es que esta dependencia armonice a todas las dependencias relacionadas y acabar así con la corrupción heredada por gobiernos panistas

La Administración Estatal que encabeza el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, no privatizará el agua, eso es una completa mentira y lo que se busca con la creación de la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua es que esta dependencia armonice a todas las dependencias relacionadas y acabar así con la corrupción heredada por treinta años de gobiernos panistas.

Lo anterior lo dijo el Secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano quien afirmó que esta nueva Secretaría será la dependencia rectora que regulará a todos los organismos del agua, y con la nueva política de cero impunidad, no permitirá más casos de corrupción.

“Esta iniciativa busca única y exclusivamente crear una Secretaria del Agua, como un organismo de la Administración Pública Estatal, para que coordine y conduzca la política del agua del estado; pretende armonizar administrativamente todas estas unidades municipales, y que además coordine a la Comisión Estatal del Agua, que es la que administra el agua que se manda de Mexicali a la zona costa, no hay ninguna otra intención ni propósito más que poner orden”, dijo Rodríguez Lozano.

El funcionario estatal dijo que hay ciertos grupos que de mala fe han tergiversado los hechos, afirmando que se pretende privatizar el agua, lo cual es falso: “Que se dejen de imaginar cosas, tiene una explicación sencillísima, que esta Secretaría del Agua coordine administrativamente a las comisiones y que sea la dependencia que tenga la relación con el Gobierno de México, con los organismos internacionales y sea la cara del Gobierno de Baja California en temas del agua”.

El Secretario General de Gobierno afirmó que en los 30 años de gobiernos panistas las comisiones actuaban dispersas y mientras un medidor costaba a la comisión del agua de Tijuana 400 pesos, el mismo aparato de la misma marca costaba 800 a la comisión de Mexicali; en el caso de las tarifas en un lado están bajísimas y en otro muy altas.

“La iniciativa parte de un hecho real que ha encontrado el Gobernador Bonilla, es una enorme corrupción, los hombres más ricos de las empresas más importantes de Tijuana se habían conectado clandestinamente a las tomas del agua, tenían años conectados al agua que todos pagamos y ellos no pagaban ni un centavo en contubernio con funcionarios corruptos de los gobiernos panistas; incluso tenemos una lista de más de 950 personas y empresas que no pagaban el agua y juntas representan más de 1,100 millones de pesos, esa era la corrupción y la anarquía que prevalecía en el estado, la cual ya no va a permitir el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla”, dijo Rodríguez Lozano.

Deja un comentario