Apoyan trabajadoras movimiento feminista desde las empresas

  • En el caso de la empresa SMK Electrónica, solo el 6.5% de las asociadas decidió no laborar este 9 de marzo.

En el marco del paro nacional #UnDíaSinNosotras, convocado este 9 de marzo, la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac) apoyó el movimiento en favor de eliminar la violencia de género, no obstante que la mayoría de las asociadas optó por laborar.

Heriberto Galindo, presidente de Arhitac y gerente de recursos humanos de la empresa SMK Electrónica, expresó que la postura del organismo siempre ha sido de apoyo al movimiento de mujeres.

«Estamos 100% en contra de la violencia de género y muchas de las acciones que estamos implementando en las empresas constan de ello. El permiso sí se dio, las mujeres llegaban a solicitar hacer paro al departamento de recursos humanos; ellas tomaron la decisión y nosotros tomamos cuenta de ello», comentó.

Sin embargo, hubo empresas que descontaron el día a quienes decidieron faltar, sin mayores repercusiones, lo cual dependió de la capacidad económica de cada compañía, además que con anticipación se contemplaron medidas de ajuste para evitar afectaciones en la producción.

El dirigente mencionó que el 55% de la planta productiva en la industria son mujeres, por lo que su contribución es de suma importancia, debido a que la labor femenina es más detallista y meticulosa, no solo a nivel operativo, sino en todos los niveles de una empresa.

Explicó que en el caso de SMK Electrónica se registró un 6.5% de ausentismo de parte de las mujeres, mientras que quienes decidieron acudir a trabajar lo hicieron portando un distintivo color morado.

«Estamos trabajando en dar talleres de defensa personal, violencia familiar, violencia de género, codepedencia y acoso como lo están haciendo muchas otras compañías.

Nos certificaremos como punto Naranja ya que estas acciones son más que buenas intenciones, con esto si cambiamos la educación y la consciencia. expresó.

Por su parte, Rosa Burgos, empleada en el departamento de SMK Electrónica, aseguró estar de acuerdo con el movimiento a favor de las mujeres, pero que no faltó a la empresa por responsabilidad.

«No estoy en desacuerdo con el movimiento como tal, pero tengo el sentido de responsabilidad por venir a laborar, tengo una familia por la cual luchar y una empresa que apoya el mov¡imiento, pero es importante la actividad que desempeñamos día a día», dijo.

Para finalizar, indicó que a quienes asistieron a la planta se les dio un moño morado para portarlo, a manera de apoyo al movimiento nacional, reconociendo la labor de las empresas como SMK por llevar actividades como los talleres de defensa personal, con lo cual las mujeres podrán tener mayores herramientas para sentirse seguras.

Deja un comentario