Aeropuerto de Tijuana tiene una deuda millonaria por Agua y Drenaje: Gobernador Jaime Bonilla

PRUEBA GOBIERNO DE BC QUE EL AEROPUERTO DE TIJUANA TIENE UNA DEUDA MILLONARIA POR AGUA Y DRENAJE

  • La auditora Fisamex sigue la investigación a fondo y demuestra que la administración del aeropuerto internacional no contrató servicio de drenaje sanitario para descargar agua que compró a CONAGUA.
  • Con las viejas complicidades en la CESPT, paga mensualmente lo que se le factura a una casa de interés social; sus cómplices en la paraestatal cambiaban medidores para «poner en cero» la cuenta del consumo.

El Gobierno de Baja California presentó nuevamente los resultados de la inspección exhaustiva que lleva a cabo la auditora externa Fisamex, donde se comprueba que el Aeropuerto Internacional de Tijuana, adeuda al organismo operador de agua la suma de 27 millones 611 mil 827 pesos por concepto de agua no contabilizada, descargas a la red y derechos de conexión.

El gobernador Jaime Bonilla Valdez, acompañado por el director de Fisamex, Ing. Manuel García, responsable de las auditorías a las grandes empresas que por años han evadido el pago de este servicio, aseguró: » Ya estamos cansados que vengan a vendernos ׳espejitos׳ los empresarios extranjeros y abusen de los recursos, no nada más de la mano de obra… No pagan agua, ni predial (aeropuerto)».

Aseguró que “ya se están retirando los medidores al Aeropuerto Internacional de Tijuana” y expresó: «Los consideraban ‘inversionistas de oro’, pero yo sostengo que no todo lo que brilla es oro, y que calladitos se ven menos feítos… Es increíble lo que hacían los panistas en todos estos años, todo se escondía, eran puro ´mochila y cuardernoʼ, ha sido una corrupción increíble».

Al reafirmar que el Gobierno de Baja California no quitará el «dedo del renglón» para que paguen lo que deben, el mandatario estatal dijo categóricamente: «Nos han tratado de intimidar, hablando con secretarios, como el secretario de Turismo, para decirles que el Gobernador de Baja California los estaba presionando mucho, a mí no me van a intimidar, que vayan y hablen con el presidente, que digan que el señor Bonilla les está cobrando el agua, que nadie se las cobraba antes».

Respecto a las declaraciones vertidas por el administrador del aeropuerto en el sentido de no tener adeudos ante la CESPT, el director de Fisamex, aclaró que “si bien es cierto, (porque) son liquidadas las facturas que emite mensualmente el organismo, eso no significa que no tenga adeudos que la ley contempla para reclamar agua contabilizada”.

Detalló que también la administración del aeropuerto justificó que hace dos años compró volúmenes de agua para sus procesos a fuentes alternas (pozos) en los terrenos del perímetro que ocupan las instalaciones aeroportuarias, específicamente mediante contratos con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), negociados en la capital mexicana.

El Ingeniero Manuel García mostró al mandatario estatal, mediante una presentación en Power Point que proyectó en un monitor de televisión, un documento fiscal ingresado a la CESPT, en el que consta que, durante un periodo de tres meses, pagaron por consumo de agua únicamente la cantidad de $1,221.00 pesos (un promedio de $407.00 pesos por mes), equivalente a un volumen de 134 metros cúbicos.

Especificó que una vez que se instalara un medidor a solicitud de Fisamex, inició la facturación real en sus procesos, y es que así se comprobó que había anomalías en los reportes por consumo de agua, en donde se deja ver que había meses con consumos muy bajos, de tres metros cúbicos, un metro cubico, e incluso «en ceros», lo cual se alude a que había complicidad al interior de la paraestatal.

El auditor también presentó un historial de facturas de 2007 a 2019, donde por años reportaban «consumos irreales», por ejemplo, en 2012 reportaron 237 metros cúbicos, cuando deben estar pagando al año entre 120 mil a 140 mil metros cúbicos. Es un caso especial de “aguachicoleo” que cometen grandes empresas, como la que regentea la trasnacional representada por Grupo Aeroportuario del Pacífico.

Además, explicó que la administración del aeropuerto internacional no contrató servicio de drenaje sanitario para descargar agua que compró a CONAGUA, aun cuando la ley señala que todo usuario que tenga una fuente de abastecimiento  alterna deberá celebrar un contrato con el organismo operador del agua, para el desagüe o descarga de aguas residuales.

Enseguida puntualizó: «En los registros de la CESPT no se encontró ninguna opinión técnica, ni los pagos por los derechos de conexión de agua potable y alcantarillado sanitario pagados en base a los volúmenes o alguna licencia de construcción». 

Derivada de las inspecciones de Fisamex, el Aeropuerto Internacional de Tijuana debe por los siguientes conceptos:

  • Agua Contabilizada: 16 millones 900 mil 312 pesos
  • Descargas a la red: 2 millones 639 mil 840 pesos
  • Derechos de conexión: 8 millones 071 mil 674 pesos

De acuerdo, al Ingeniero Manuel García, el monto puede rebasar los 50 millones de pesos, pues la ley solo permite ir solamente a los cinco años anteriores, pero está por ser aprobada en el Congreso estatal (la próxima semana), una iniciativa de ley para que se autorice a las comisiones de agua y drenaje, poder investigar hasta 10 años de antigüedad en las cuentas de deudores.

Deja un comentario