112 desplazados por temor a una guerra tras detención de «El Carrete»

  • Familias refugiadas denunciaron amenazas, hostigamiento y persecución de la Policía Comunitaria de Tlacotepec a raíz de los enfrentamientos que comenzaron el domingo en Corral de Piedra.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Guerrero informó que derivado de la operación conjunta con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en comunidades de los municipios de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) y Leonardo Bravo (Chichihualco), 112 personas, entre hombres, mujeres, niñas y niños, fueron trasladados el jueves de diversas comunidades a Chilpancingo para garantizarles seguridad.

El lugar donde se encuentran refugiados se mantiene bajo reserva a petición de las familias a las autoridades, porque temen agresiones de los grupos delictivos que se disputan las comunidades en la sierra, dijo una fuente del gobierno estatal.

En un boletín la Secretaría de Seguridad Pública del estado informó que después de la operación conjunta el jueves en la que fue detenido Santiago Mazari Hernández, conocido como “El Carrete”, líder del grupo criminal “Los Rojos”, se dio acompañamiento a 112 personas, entre hombres, mujeres, niñas y niños que fueron trasladados de comunidades de la sierra de Leonardo Bravo y General Heliodoro Castillo a  Chilpancingo, “en donde se les brindó alimentación y hospedaje, así como asistencia médica y psicológica”.

“En este grupo de personas fueron identificados algunos masculinos originarios de diferentes estados, principalmente del norte de la República, a quienes se les investiga por su probable vínculo con los hechos registrados en días pasados en la mencionada zona, y por su posible responsabilidad en la comisión de hechos delictivos”, informó la dependencia.

El vocero del Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FUPCEG), Salvador Alanís Trujillo denunció la tarde del jueves que agentes de la Guardia Nacional a bordo de ocho vehículos y una patrulla al frente, “estaban sacando de la sierra a los sicarios de “El Carrete”, así como a las familias que lo apoyaron.

Dijo que es una “pena, y da vergüenza que las autoridades se presten a estar sacando a delincuentes”.

Deja un comentario